Estudios de historia medioambiental. Perú, siglos XVI-XX

El presente texto aborda aspectos relacionados con la interacción del hombre y la naturaleza en la historia peruana. En la primera parte del libro se identifican los desastres naturales y su impacto sobre el medio ambiente: sismos, erupciones volcánicas, inundaciones y sequías que asolaron al Virreinato del Perú. Un aporte notable de esta sección es la reconstrucción histórica de la actividad sismológica en el Perú: se utiliza el listado de sismos publicado por Cosme Bueno, cosmógrafo del Reino en el siglo XVIII; los trabajos de Toribio Polo en el siglo XIX; y para el siglo XX, las publicaciones realizadas por Enrique Silgado.

La segunda parte del texto traza la evolución de la meteorología en el Perú que, según el autor, cobró relevancia con la corriente ilustrada: tanto Hipólito Unanue como el padre Francisco Romero le conceden un carácter más científico al estudio meteorológico. Los pioneros de estos estudios son el religioso Juan Rehr, primer cosmógrafo en medir la temperatura de Lima, y Cosme Bueno, quien estableció vínculos entre las variaciones climáticas y la salud. En el siglo XVIII, se publican diversos estudios de meteorología: Conocimiento de los Tiempos, editado por el Cosmografiato y el Mercurio Peruano, publicado por la Sociedad de Amantes del País, a los que se suman los almanaques y guías de viajeros. Estos textos establecen insertan en el debate científico las consideraciones climáticas del entorno americano.

La tercera parte explora el impacto ambiental de las actividades productivas y las formas de intervención del hombre sobre la naturaleza. El tema central es la irrigación: mecanismo fundamental de adaptación al medio ambiente tanto en la costa como en la sierra. Sus primeras manifestaciones se remontan a tiempos prehispánicos. La implementación de obras de irrigación, en un espacio ávido de agua como la costa peruana, sufrió un retroceso con la llegada de los españoles, pues únicamente se emprendió la regulación de su uso. Durante el virreinato peruano, se presentaron algunos proyectos para incrementar el caudal de los ríos costeños, pero ninguno llegó a materializarse. Además, en esta sección, se trata el proceso de amalgamación que contaminaba el aire en los ingenios mineros y las curtiembres que por el empleo de tintes -muchos de ellos tóxicos- adulteraban el agua.

Complementos
Comentarios