Govierno general, moral, y politico, hallado en las aves mas generosas y nobles, sacado de sus naturales virtudes y propiedades

Luego de la publicación de su Govierno general, moral y politico, hallado en las fieras y animales sylvestres, Andrés Ferrer de Valdecebro hubo publicado al poco tiempo un nuevo volumen de emblemas dedicados a las aves. Dado que su intencional final era la de crear un repertorio erudito y eficaz para brindar motivos y tópicos para la homilética (la composición de sermones), mantuvo el esquema del libro antecedente. A cada ave, acompañada de una representación iconográfica (similares a los del manuscrito custodiado por la BNE), Ferrer de Valdecebro le dedica un libro dividido a su vez en capítulos que contienen reflexiones exegéticas, según los niveles de interpretación, y citas de los principales autores clásicos y de los padres de la Iglesia.

Sin embargo, en este volumen, el autor tuvo que defenderse de aparentes ataques que señalaron que él había copiado la materia de un libro publicado en otra lengua. Su defensa es cerrada. Así lo muestra en el “Argumento y prólogo”:

Para Ferrer de Valdecebro, el asunto, la trabazón, engarce y erudición son suyas. Quizá dicha opinión se base en un libro anterior al suyo. Se trata del volumen Symbolorum et emblematum, centuriae quatuor del erudito alemán Joachim Camerarius. El autor publicó en la última década del siglo XVI las centurias progresivamente hasta que con la cuarta se inauguró el siglo siguiente. Ya el siglo XVII vio salir de la imprenta muchas ediciones póstumas que recogieron las cuatro centurias en diversos formatos.

La tercera centuria se corresponde con el presente volumen de Ferrer de Valdecebro, pues trata exclusivamente sobre las aves. Sin embargo, hay grandes diferencias. La más destacable es la intención homilética del volumen del dominico. Su libro se muestra como un aparato de erudición que facilita la composición de sermones, desde la invención hasta la elocución. Así, los libros parten de un ave particular hacia diversos motivos retóricos y simbólicos. El libro de Camerarius es un volumen típico de emblemas en los que el mote plantea un enigma y el ave lo complementa desde la figura. La explicación descifra el emblema y no abunda en referencias zoológicas, morales o filosóficas.

Los bestiarios emblemáticos de Ferrer de Valdecebro aguardan ediciones contemporáneas que nos devuelvan su erudución propicia tanto para la textualidad de la oratoria como para la colorida iconografía del Barroco.

 

 

Libros de Andrés Ferrer de Valdecebro
Complementos
Comentarios