Introducción del símbolo de la fe

La Introducción del símbolo de la fe es un texto imprescindible para los estudios del catolicismo moderno, sobre todo para aquellos dedicados al ascetismo. Obra enciclopédica, compendia el saber propio del cristianismo hispánico que abarca la Península y el Nuevo Mundo.  No obstante, fue un libro muchas veces observado:

La Introducción del símbolo de la fe, de fray Luis de Granada (Salamanca, 1583) […] fue, en efecto, uno de los libros más mencionados en las actas de los procesos inquisitoriales” (Vizán, p. 204).

Sobre su particular estructura, conviene recordar los siguientes puntos reseñados por Vizán:

La Introducción al Símbolo de la fe consta de cinco partes. Las cuatro primeras se publicaron en 1583 y quedaron libres de mención en el Índice de Quiroga de libros prohibidos o a expurgar; la quinta salió en 1585. Aunque el propio fray Luis declara, entre otras cosas, en la dedicatoria a Quiroga, que no va mencionar los errores y falsedades de los herejes, dado que conviene tener al pueblo común alejado de tales engaños para que no caiga en ellos” ( Vizán, p. 206).

“El libro al completo se presenta como una introducción a los catecismos tradicionales. Fray Luis cuenta también en su dedicatoria a Quiroga que varias personas le habían pedido que escribiera un catecismo, es decir, una especie de manual con todo lo que un cristiano debe saber, compuesto a través de la dialéctica de preguntas y respuestas. Pero a lo largo de aquel siglo se habían compuesto muchos libros de este tipo, y el carácter genuino de fray Luis demandaba una obra singular. Así, la dilatada introducción fue pensada para contribuir a un mejor entendimiento de los puntos centrales de la doctrina cristiana, tales son la Creación del mundo y la Redención del Género humano” ( Vizán, pp. 206–207).

Por su parte, Martina Vinatea, en su edición de la Epístola de Amarilis a Belardo, ha señalado la intertextualidad entre dicho escrito americano y la obra en cuestión. En su comentario a la Estancia I, la editora advierte que Amarilis toma del dominico tanto definiciones como léxico especializado. Asimismo, nos recuerda la influencia que dicho autor tuvo en cronistas como Guamán Poma de Ayala o religiosos como Luis Jerónimo Oré (Vinatea, p. 91).

Vinatea, Martina, Epístola de Amarilis a Belardo, Madrid, Biblioteca Indiana, 2009.
Vizán, B., “Lecturas criptojudías y la Introducción al Símbolo de la Fe de fray Luis de Granada”, en Las razones del censor. Control ideológico y censura de libros en la primera Edad Moderna. Barcelona: 2013, Studia Aurea Monográfica.
Complementos
Comentarios

Comments are closed.