Sermones varios predicados en la ciudad de Lima, corte de los Reinos del Perú

Vida y obra del jesuita José de Aguilar (Lima 1652 – Panamá 1708) merecen estudios mayores. De él sabemos, gracias a los preliminares de sus obras, que fue catedrático de prima de Sagrada Teología de la Universidad de la Plata y del Colegio Máximo de San Pablo. En este, además, fue prefecto de estudios mayores. Se desempeñó como calificador del Santo Oficio, examinador sinodal y real del Patronato Índico en el Arzobispado de La Plata. La muerte lo halló en el tránsito a Roma, donde se hubiese desempeñado como procurador general por la Provincia del Perú. En dicho viaje, sus obras y muchos manuscritos se perdieron a manos de piratas, pero nos han quedado su Cursus philosophicus dictatus Limae, en tres volúmenes, y varios libros de sermones que fueron reeditados en España y otros países europeos.

Aquí les presentamos la primera edición de sus Sermones varios, impresa en Bruselas. Está dedicada a Baltasar de la Cueva y Enríquez de Cabrera, séptimo conde de Castellar, cuarto marqués de Malagón y vigésimo virrey del Perú. Dado que este funcionario fue relevado de su cargo en 1678, es probable que la obra haya sido concluida en ese entonces, aun cuando se imprimiera 6 años más tarde. El volumen compendia 22 sermones pascuales, también dedicados a cultos de Cristo advocaciones de la Virgen y a diversos beatos y santos. Quien mejor lo ha definido en su contexto hispánico fue el franciscano Juan Francisco de Pedraxas, autor de la censura:

Es este libro una nave que viene de lejos, llena del pan de suavísima doctrina y primorosa enseñanza; nave que viene de Indias cargada del oro y plata de apostólicos avisos y evangélicos documentos.

Complementos
Comentarios