Teatro crítico universal, de Benito Jerónimo Feijoo (1726-1740)

Feijoo es uno de los autores españoles más relevantes de la Ilustración española, en el siglo XVIII. Su obra repercutirá profundamente en la sociedad española, por tratarse de un esfuerzo precursor en las tierras ibéricas por sintetizar el conocimiento universal en gruesos volúmenes que recopilasen la información, esfuerzo que nace en Francia pocas décadas antes y llega a su cima con los enciclopedistas. Su obra fue un ejercicio notable de estudio, interpretación y erudición, tanto filosófica como científica y no es de sorprender que su influencia trascendiera varios por varios siglos. Es interesante notar que este es el único autor español que Cárdenas cita, entre el conjunto de ilustrados y enciclopedistas a los que se refiere cuando necesita anotar fuentes académicas universales.

Sobre este título vale la aclaración siguiente. Cárdenas se refiere al conjunto de tratados de Feijoo como “teatro del mundo”. Es inevitable tener como primera referencia a esas tres palabras la obra auto sacramental de Calderón de la Barca, que contaba ya con siglo y medio de haberse publicado y constituía una obra cumbre del teatro español. Sin embargo, la relación que podría existir entre esta y los temas referidos por Cárdenas resulta espuria.

Por otro lado, Cárdenas menciona a Feijoo en otro momento, como ejemplo de un “reverendísimo sabio, muy versado en el estudio y revestido en historia sagrada y humana”. Además, su obra es prolífica en el tratamiento de los temas mencionados: los vicios humanos (Tomo 1, Discurso 2), el comportamiento de los animales (Tomo 2, Discurso 2) y la física del vuelo (Tomo 2, Discurso XIV, Paradoja IX; Tomo 5, Discurso IX, Tomo 6, Discurso VI). Feijoo, además menciona en estos extractos, al Diccionario histórico de Moreri simplemente como “Moreri” y a las memorias de Trévoux. No sorprendería que de aquí vengan las referencias de Cárdenas.

Complementos
Comentarios

Comments are closed.