Varones ilustres del Nuevo Mundo, descubridores, conquistadores y pacificadores del opulento, dilatado y poderoso Imperio de las Indias occidentales

Fernando Pizarro y Orellana, natural de Trujillo, es un ilustre miembro de la familia Pizarro. Ostentó diversos cargos y títulos: caballero de Calatrava, Comendador de Bétera (Valencia), intelectual, historiador, jurista, ministro del Consejo Supremo de Castilla, recopilador de las Leyes del Reino, Alférez Mayor de la ciudad de Trujillo, Alcaide de su fortaleza y Patrón del convento de la Merced de dicha ciudad. Asimismo, se desempeñó como administrador de justicia y ocupó cargos de especial importancia en Sevilla, Granada y en la Corte de Madrid.

Su labor de historiador y humanista dejó como fruto una colección de vidas titulada Varones ilustres del Nuevo Mundo, descubridores, conquistadores y pacificadores del opulento, dilatado y poderoso Imperio de las Indias occidentales, impresa en Madrid por Diego Díaz de la Carrera, a costa de Pedro Coello. El libro es interesante incluso por su manufactura: se trata de un lujoso volumen in folio que denota un esmerado trabajo tipográfico. Aun cuando se promete una segunda parte, esta fue la única impresa por el autor.

Varones ilustres del Nuevo Mundo es más que una convencional colección de vidas, al mejor estilo de Plutarco. Se trata de un trabajo orgánico que establece relaciones morales y espirituales en los sucesos históricos de los principales agentes de la conquista: Cristóbal Colón, Francisco Pizarro, Hernán Cortés y Diego de Almagro, entre otros. Presenta una ordenada sucesión de los hechos -tratados como gesta– que, además, se acompaña de una cuidadosa anotación marginal. Estos marginalia representan una importante lectura de cómo fue entendida la conquista por los europeos del siglo XVII. Típico producto del barroco, este libro contiene tanto el texto como su interpretación.

Complementos
Comentarios