Alegato y decisión de examinar y aprobar los milagros del muy piadoso padre Francisco Solano, miembro de la orden franciscana seráfica

Esta Alegación, impresa en latín y español, conforma la documentación primitiva del proceso para la beatificación de Francisco Solano. Le fue encargada a Francisco Carrasco del Saz, doctor en Derecho Canónico que fue además rector de la Universidad Real de Lima (hoy Universidad Nacional Mayor de San Marcos). Su participación, mediante la redacción profesional de un alegato, revela las intenciones de la comunidad peruana para triunfar en su intento por canonizar al padre seráfico.

En 1591 pasó a las indias y se estableció en la ciudad de Lima. En la capital del virreinato peruano ingresó en la Universidad de San Marcos, en la cual se doctoró y llegó a desempeñar los cargos de procu­rador y rector entre 1613 y 1614. Fue también abo­gado de la Real Audiencia de Lima —y propietario de uno de los bufetes más famosos de la ciudad—, fiscal del Tribunal de Cruzada, asesor del cabildo secular de la precitada ciudad, asesor de los virreyes conde de Monterrey y príncipe de Esquilache (1610) y oidor de la Real Audiencia de Panamá (1616-1625).

Junto al desempeño de sus cargos en la res publica, desarrolló una interesante carrera como jurista teó­rico al realizar comentarios a las leyes contenidas en la Nueva Recopilación de Castilla; efectuó también varios trabajos inscritos dentro de los géneros —pro­pios del ius commune— del tratado, de los Consilia y de las alegaciones en derecho.

Compartir: