Para que den de comer a los muchachos, los dueños de los obrajes

Este documento forma parte de un conjunto de provisiones relacionadas a la administración virreinal impresas en Lima por Antonio Ricardo. En esta provisión, el virrey del Perú, don Luis de Velasco, ordena a los corregidores que tienen a su cargo administrar un obraje dentro de sus distritos, que paguen los jornales de trabajo y den de comer a los indios mayores y menores para que no tengan necesidad de dejar sus labores. Además, permite que las mujeres mayores puedan atender las necesidades de los trabajadores, pero impide el ingreso de mujeres jóvenes. Incluye un pregón y una declaración a los indios del Cercado.

La gran demanda de telas y vestimenta por parte del mercado local permitió el establecimiento de los obrajes, centros dedicados a la manufactura textil que proliferaron en territorio americano desde el siglo XVI. Para Miriam Salas, el éxito o el fracaso de un obraje estuvo relacionado a los manejos que se daban en cuanto al trato, la alimentación, la vivienda y la normativa salarial, ya que de esto dependía el abastecimiento de la mano de obra y la producción dentro de los obrajes.

 

Ivonne Macazana

Proyecto Estudios Indianos

Recursos digitales

Olivera, Gloria (2005). Las mercancías textiles en el Virreinato del Perú del siglo XVI: Calidad y necesidades

Salas, Miriam (2004). Trabajo y salario en los obrajes del Perú colonial a través de sus fuentes, siglo XVI

Compartir: