Sermón en la muerte del maestro don fray Luis López de la Orden de San Agustín, Obispo de Quito

El presente texto es una oración a las honras de fray Luis López de la Orden de San Agustín, Obispo de Quito. Su autor Diego de Castro, catedrático de Biblia en la Real Universidad de Lima, destaca en más de cincuenta páginas, a través de citas bíblicas, la labor pastoral del obispo.

Luis López impulsó la consolidación de la Iglesia quiteña, convocó a los Sínodos de Quito en 1594 y de Loja en 1596, dividió el territorio del obispado de Quito en demarcaciones menores para realizar intensas y periódicas visitas pastorales, fundó nuevas misiones como Napo y Marañón en la vertiente oriental de la cordillera andina, parroquias y santuarios.

Asimismo, se preocupó por la educación en su diócesis. Puso en marcha una Facultad, concedida con licencia regia a la Orden de San Agustín para conferir los grados de bachiller, licenciado y doctor en Teología y Derecho Canónico. Insistió al Rey para que elevara dicha Facultad a la categoría de Universidad, como previamente ya había autorizado una bula de Sixto V, de fecha 20 de agosto de 1586, que creó la Universidad de San Fulgencio.

A la edad de setenta y dos años y con la salud quebrantada presentó su renuncia al obispado de Quito; sin embargo, su solicitud fue rechazada y fue nombrado arzobispo de Charcas el 18 de julio de 1605. Tras la noticia de la muerte de Toribio de Mogrovejo, López fue candidato a arzobispo de la Ciudad de los Reyes, pero falleció el día 5 de julio de 1606.

 

Recursos digitales

Biografía de fray Luis López

Compartir: